Quiero empezar con una pregunta de respuesta simple:

¿Por qué usar etanol?

“Mejor combustible, más barato”

Impulsores del Etanol

El sector de los bioenergéticos es uno de los de mayor crecimiento a nivel mundial con un ascenso exponencial en los últimos años, fomentado por los cuatro impulsores de esta industria:

  1. Medio Ambiente: El etanol puede proporcionar mejor calidad del aire, mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y beneficios económicos en comparación con las alternativas de combustibles fósiles. Estos "impulsores" y otros aumentarán significativamente el uso global de etanol durante la próxima década. Este impulsor es de suma importancia porque según datos de la Organización Mundial de la Salud 7 millones de muertes se estimaron en el 2012 como resultado de la exposición a la contaminación del aire ambiental (exterior). Además, el 91% de nosotros vivimos en lugares con mala calidad del aire, lo que reduce nuestra esperanza de vida hasta en 20 meses.
  2. Salud de la población: Los combustibles oxigenados con Etanol como el E10 reducen las emisiones de humo de los vehículos, así como de toxinas y cancerígenos producto de la combustión de las gasolinas, no solo por la reducción en un 10 % de hidrocarburos derivados del petróleo, sino que además el 90 % restante tiene una mejor y más limpia combustión, lo que ayuda a disminuir la huella de carbono. Además, reduce las enfermedades respiratorias, cardíacas, la tasa de mortalidad y los costos nacionales de atención médica.
  3. Sustitución de hidrocarburos: Al diversificar las fuentes de energía con combustibles renovables, se fortalece la seguridad energética, ya que por cada barril de Etanol utilizado para mezcla con gasolinas se dejan de utilizar 1.2 barriles de petróleo crudo. La gasolina contiene una gran cantidad de hidrocarburos aromáticos que se agregan a la gasolina porque tienen alto octanaje, por lo tanto, sirven como agentes antidetonantes en los motores. El problema es que estos compuestos son altamente tóxicos. El etanol también tiene un alto índice de octano y no contiene compuestos aromáticos. Dentro de este aspecto tenemos que tomar en cuenta los vehículos flexibles e híbridos. Compañías de automóviles buscan introducir vehículos híbridos, que puedan usar combustibles verdes y electricidad, con el fin de ser más amigables con el medio ambiente, lo que ayuda a reducir grandemente las emisiones de CO2, ya que en el ciclo completo de combustión, la emisión de CO2 por etanol es 89% menor que la emisión por gasolina. Los biocombustibles pueden ofrecer un camino más saludable hacia la sostenibilidad y también reducir las emisiones. Los vehículos que funcionan con combustible de mayor octanaje son más eficientes, consumen de 3 a 4.5 % menos gasolina, disminuyen el dióxido de carbono y al mismo tiempo ahorran dinero.
  4. Desarrollo económico: La producción y uso del etanol trae beneficios en todos los niveles (local, estatal y nacional), generando empleos rurales directos, y utilizando materias primas renovables de producción local. Los precios internacionales del Etanol son más bajos y estables que los de los hidrocarburos, lo que reducen el costo al consumidor final de las mezclas como el E10 Y el E85 con relación a los precios de la gasolina sin plomo. En la presentación de la parte superior se pueden observar graficas que dejan mas en claro lo que aquí se expresa.

 

El etanol en México

El 1 de febrero del 2008 fue promulgada en el País la “Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos” que establece las bases legales para la producción, almacenaje, transporte y venta de biocombustibles. Además, crea la Comisión intersecretarial para el desarrollo de los biocombustibles (SAGARPA, SENER, SEMARNAT, SE, SHCP), restringe el uso del maíz a cosechas excedentarias (mediante permisos de SAGARPA por periodos de 6 meses), instruye a PEMEX a utilizar etanol y promueve la asociación de los productores de la materia prima a las plantas de etanol con mínimo el 30% de las acciones. 

Posteriormente se publico en el DOF el 29 de agosto de 2016 la “Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016” que permite que la gasolina del país pueda contener hasta un 5.8% de etanol, modificándose en julio del 2017 para incrementar el contenido máximo de etanol al 10%. Esta norma obliga a agregar oxígeno a la totalidad de la gasolina Premium y Magna utilizada en las áreas Metropolitanas del Valle de México, Guadalajara, y Monterrey, principalmente con MTBE, y prohíbe el uso del etanol.

Pero ¿Qué es el MTBE?

Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US EPA, 1999) el MTBE es un compuesto químico que ocasiona enfermedades cancerosas y alteraciones genéticas; además de ser muy volátil y soluble en el agua, pudiendo contaminar de esta forma cuerpos y fuentes de abastecimiento de agua para el sector público. En la actualidad está prohibido su uso en la Unión Europea y en la mayor parte de los Estados Unidos de Norteamérica.