Los cromosomas son estructuras en el interior de la célula que contienen la información genética. Cada cromosoma de nuestras células está formado por una molécula de ADN, asociada a ARN y proteínas.

El término cromosoma se origina de las palabras griegas para color (chroma) y cuerpo (soma).  Los científicos que estudiaban las células bajo el microscopio fueron los primeros que observaron los cromosomas a finales del siglo XIX. No obstante, en aquel entonces, la naturaleza y función de estas estructuras celulares no se entendían con claridad. Los investigadores adquirieron un entendimiento mucho mejor de los cromosomas a principios del siglo XX, a través de los estudios vanguardistas de Thomas Hunt Morgan. Morgan estableció la relación entre los cromosomas y los rasgos hereditarios al demostrar que el cromosoma X está relacionado con el sexo y el color de los ojos en las moscas de la fruta.

Los cromosomas varían en número y forma entre los seres vivos. La mayoría de las bacterias tienen uno o dos cromosomas circulares. Los seres humanos, junto con otros animales y plantas, tienen cromosomas lineales que se ordenan en pares dentro del núcleo de la célula. El número total de cromosomas por célula es específico para cada especie y se denomina dotación cromosómica, o también complemento cromosómico de la especie

El ser humano presenta 23 pares de cromosomas en sus células somáticas: 22 autosomas y un par de cromosomas sexuales (dos X en el caso de las mujeres y un cromosoma X y un Y en el caso de los varones). La madre le aporta un cromosoma X al hijo, mientras que el padre puede contribuir ya sea con un cromosoma X o con un cromosoma Y. Es el cromosoma del padre el que determina si el bebé es un masculino o femenino.

Para profundizar mas en el tema dejamos los siguientes videos: